18 noviembre 2013

Edimburgo. (Parte II)

Desde Edimburgo pusimos rumbo en tren dirección North Queensferry, escenario de postales, de una de las estampas típicas de la Escocia cercana a Edimburgo. Es un lugar que ofrece unas vistas impresionantes de los puentes que cruzan el fiordo, el "Forth Rail Bridge" (puente de tren de Forht) y el "Forth Road Bridge" (puente de carretera de Forth), siendo el mas popular el primero.




El Fiordo de Forth ocupa un lugar estratégico como conexión entre el noreste y el sureste de Escocia. Cruzarlo, sin embargo, era peligroso: las tormentas eran frecuentes, los transbordadores poco fiables e incluso hasta el siglo XVIII existía la posibilidad de encontrarse con piratas. Por ello, el Parlamento decidió construir un puente de ferrocarril que cruzara la bahía.









El puente es considerado, incluso hoy, como una obra maestra de la ingeniería. Tiene 2,5 km de longitud, y su doble vía de ferrocarril se eleva a 46 m sobre el nivel máximo del agua.


En el momento de mayor actividad, aproximadamente 4.600 personas trabajaban en la construcción del puente. Inicialmente se reconocieron 57 muertes durante las obras, pero las investigaciones históricas recientes elevan este número a 98.4 Otros ocho hombres tuvieron que ser rescatados por botes salvavidas situados a tal efecto bajo el puente durante la construcción, y cientos de trabajadores quedaron inválidos o mutilados después de graves accidentes, en un largo historial de más de 26.000 percances. En 2005, el Grupo de Historia de Queensferry inició un proyecto para instaurar un memorial dedicado a los fallecidos durante la construcción del puente. En North Queensferry, igualmente, se decidió instalar bancos en recuerdo a los fallecidos.










Sin duda comer un plato típico de la zona en sus genuinos pubs es una cita eneludible.











El puente fue inaugurado el 4 de marzo de 1890 por el Príncipe de Gales, el que luego sería el rey Eduardo VII del Reino Unido, quien insertó el último remache, especialmente diseñado en oro y con una inscripción conmemorativa.


Debido a su gran tamaño, "pintar el Puente de Forth" se ha convertido en una expresión coloquial para indicar una tarea interminable. De hecho, se creía que, en algún momento de la historia del puente, pintarlo llevaba tanto tiempo que, cuando se terminaba con un lado, había que volver a comenzar a repintarlo por el opuesto. De acuerdo con un informe de la revista New Civil Engineer de 2004, esta práctica nunca fue real, aunque sí es verdad que bajo la dirección de British Rail, e incluso antes, existía una plantilla permanente de mantenimiento.




De vuelta a la ciudad un bonito atardecer entre sus calles inundadas de historia.



En la calle mas famosa de el viejo Esdimburgo, la Royal Mile ( milla real), se pueden ver multitud de espectáculos callejeros.





Puente de Thomas Telford construido en 1833.




















Rose Street, entre Princes St y George St

 Monumento a Scott


Techos de vidrio de la estación de trenes de Waverley, desde el puente de "North Bridge".

Canal Forth y Clyde



El canal Forth y Clyde cruza Escocia proporcionando una ruta para la navegación marítima entre el estuario del río Forth y el fiordo de Clyde, en la parte más estrecha de las Tierras Bajas de Escocia. El canal es de 56 kilómetros de largo, 







Esclusa.







La Rueda de Falkirk es una esclusa giratoria que funciona como un ascensor para buques y conecta el canal Forth y Clyde con el canal Unión. Anteriormente los dos canales estaban unidos por 11 esclusas, pero en la década de 1930 se rellenaron con tierra.

La diferencia de altura entre los dos canales es de 24 m., aproximadamente la altura de un edificio de 8 pisos. La rueda es el único elevador rotacional de barcos en el mundo, y es considerado como el máximo logro de la ingeniería de Escocia.

















Juegos para los niños relacionados con el mundo del agua.







Un souvenir  ;)

Y no nos podíamos ir de Edimburgo sin comer el típico fish and chips.




En los siguientes videos se puede ver de manera muy gráfica el funcionamiento de la rueda de Falkirk:

 
 (Todas las fotografías están tomadas con una canon 5D mark II, objetivo EF 50mm 1,4, objetivo EF 17-40mm y editadas con Lightroom 4.)

Primera parte: http://blog.neyoka.com/2013/11/edimburgo-parte-i.html

Follow on Bloglovin
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...