13 noviembre 2013

Edimburgo. (Parte I)

Para contextualizar un poco esta entrada os voy a hablar un poco de mi trabajo, a lo que me dedico oficial y profesionalmente y sobre todo, lo que me da de comer. Soy técnico superior en desarrollo y proy... bla bla bla, es decir, delineante. Básicamente me dedico a dibujar en CAD planos para la elaboración de proyectos de construcción bajo las ordenes de un ingeniero.

El motivo de esta introducción en la que hablo un poco de mi es para meteros en situación y entendáis por qué hago un viaje a Edimburgo y me dedico a sacar fotos a puentes y estructuras un tanto extrañas. El motivo es que cada año mi empresa realiza un viaje de ocio a diferentes lugares con la excusa de ver obras simbólicas de ingeniería. La verdad es que son viajes diferentes a los que yo haría por mi cuenta, quizá el turista común se centra en otras ubicaciones mas populares aunque la verdad es que os recomiendo visitar estos lugares que os mostraré mas adelante por su singularidad y espectacularidad, además de conocer una de las ciudades con mas magia que he conocido.

Dividiré las fotos en varias partes siendo las instantáneas de la ciudad las que mas predominen.



Princes Street, la artería principal de la New Town.






Inaugurado en 1846, el Monumento a Scott (Scott Monument) es una construcción de estilo gótico que se erigió en honor al escritor escocés Sir Walter Scott. Sus 61 metros de altura, le convierten en elmonumento más grande creado en honor a un escritor.


El monumento, situado en Princes Street, posee un color ennegrecido que le aporta un aspecto siniestramente bello.. La enorme aguja gótica está decorada con 64 personajes de las novelas creadas por el querido escritor.



Como contrapunto a la oscura construcción, en la parte baja del monumento se puede ver una estatua de Sir Walter Scott realizada en mármol blanco que brilla con luz propia.









Diseñado por el arquitecto español Enric Millares, el nuevo Edificio del Parlamento Escocés representa la recuperación del poder legislativo por el pueblo escocés tras casi tres siglos de fusión con Inglaterra.






Residencia de estudiantes.








Kilt, traje regional escocés.

Uno de los muchos callejones o "closes" de la ciudad. Cada uno de ellos tiene un nombre que va asociado a una profesión, dado que lo normal era que los trabajadores de una misma área vivieran en una misma zona, por lo que los "closes" eran la entrada a sus viviendas. Cada uno tiene una peculiar historia. Puedes conocerlas en este enlace: http://www.royal-mile.com/closes/royalmile-closes.html








The Hub, una antigua iglesia gótica que hoy en día sirve de sedepara el Edinburgh International Festival, además de contar con una frecuentada cafetería.
.
























La estación de trenes de Waverley está ubicada debajo del puente de North Bridge, justo al lado de Princes street, y se pueden ver los techos de vidrio desde la ciudad medieval, o los puentes. Antes en este lugar había un lago de agua pura, el Nor Loch, pero lo secaron en el siglo XIX para poder construir la estación de trenes.


(Todas las fotografías están tomadas con una canon 5D mark II, objetivo EF 50mm 1,4, objetivo EF 17-40mm y editadas con Lightroom 4.)

Segunda parte: http://blog.neyoka.com/2013/11/edimburgo-parte-ii.html
  Follow on Bloglovin
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...