18 marzo 2011

Yes we can

Estos días, en relación a todo lo que está sucediendo en Japón, he oído varias veces a gente comentar "¿pero de verdad hacen falta esas centrales nucleares?" y yo, desde mi humilde punto de vista y desde el desconocimiento absoluto de cómo funciona todo ese tinglado me he dado cuenta de que el ser humano es un auténtico hipócrita. ¿Acaso estamos dispuestos a renunciar a muchas de nuestras comodidades? ¿Renunciar a tener más de un coche en casa? ¿A que cada uno tenga un teléfono móvil? ¿A usar todo tipo de cosas desechables constantemente por el hecho de no tener que lavarlas después? Yo creo que no.  Nosotros creamos esa necesidad.

Nuestro estado del bien estar se ha convertido en una prioridad y no estamos tan dispuestos como parece a ayudar al planeta. Pensamos "hay que hacer algo" pero en realidad estamos pensando en que lo hagan otros, como si nuestras acciones particulares no fueran a suponer nada. Le echamos la culpa a los gobiernos, a las grandes empresas petroleras, a los mercados e intereses económicos pero en el fondo todos sabemos que eso es una gran vorágine en la que todos estamos sumergidos y tomamos parte, pero claro, es mucho más fácil sacudir el polvo hacia otro lado.

Por supuesto que hoy en día es inimaginable el vivir sin electricidad y que las cosas están cambiando poco a poco, pero creo que eso no es suficiente. Todos deberíamos saber que ésto no es sostenible a largo plazo. Basta de engañarnos a nosotros mismos. Tú y yo podemos hacer algo. Estoy segura de ello pero no hasta que dejemos de engañarnos y de responsabilizar al vecino de un problema que es de todos.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...